Escrito por

Recomendaciones para evitar el insomnio en la tercera edad

Los problemas para conciliar el sueño en la tercera edad son muy comunes y alteran sensiblemente la calidad de vida de nuestros mayores. Según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) ,  el 37 por ciento de las personas mayores de 65 años padece alteraciones del sueño: sueño de mala calidad o poco profundo, tardanza en conciliarlo, insomnio, despertares repetidos durante la noche, apnea y síndrome de piernas inquietas, son algunas de las afecciones que impiden descansar correctamente.

Todo ello afecta negativamente a la calidad de vida y, entre otras consecuencias, puede dar lugar a somnolencia durante el día, cambios de humor, irritabilidad, posibles caídas, etc. Por eso, la SEGG ha publicado una serie de recomendaciones que las personas mayores deberían seguir si desean una buena calidad de sueño. Lo primero es establecer una rutina, acostarse y levantarse siempre a la misma hora, también en fines de semana y días festivos, ya que esto favorece el sueño.

No conviene empeñarse en dormir si no se tiene sueño, pues esto solamente crea ansiedad. Trata de permanecer en la cama el tiempo suficiente y no más. Si no consigues dormirte, levántate y realiza alguna actividad tranquila que te ayudará a conciliar el sueño. Es mejor, además, no dormir la siesta, y si se hace, que no pase de la media hora de duración.

Por supuesto, hay que evitar toda clase de excitantes, como la cafeína y la teína. El alcohol y el tabaco también deben evitarse en la horas previas a acostarse. No tomar muchos líquidos por la tarde porque nos obligará a levantarnos con frecuencia para orinar. Realizar ejercicio siempre es un gran consejo para ayudar a que las personas mayores se mantengan en forma, pero además favorece el sueño.

¿Qué es lo que piensas?