Escrito por

Jean-Baptiste Alliette, ¿iluminado o timador?

Los que estén ingtroducidos en el mundo de la cartomancia conocerán a Etteilla, el pseudónimo del francés Jean-Baptiste Alliette, un personaje contradictorio, con tantos detractores como seguidores. Con él se populariza el Tarot que hasta el siglo XVIII había sido patrimonio de ocultistas y eruditos. De él se dice que es el primer tarotista profesional de la historia.

Etteilla nació en Paris, poco se sabe de su juventud, aunque sí se sabe que estaba casado y que se dedicó al comercio de las semillas, también fue peluquero de profesión.

En el año 1770 publicó su primer libro, Etteilla, ou manière de se récréer avec un jeu de cartes, Etteilla, o la manera de divertirse con una baraja de cartas, en él trataba sobre el uso de una baraja de cartas común.

Después de que en 1781 Court de Gébelin publicara su hipótesis sobre que el Tarot era en realidad un libro egipcio de sabiduría oculta. Etteilla le respondió con otro libro, Manière de se récréer avec le jeu de cartes nomées Tarots, Cómo divertirse con la baraja de cartas llamada Tarot, corría el año 1785 y aún hace más, realiza su propia baraja en estilo egipcio. De hecho no se ha encontrado ninguna baraja anterior ni referencias escritas al origen egipcio del Tarot.

A partir de este momento se le considera casi un iluminado en los elementos adivinatorios, y en 1790, publica un libro en el que introduce elementos de astrología en la lectura e interpretación del Tarot.

Un año después muere, inmensamente rico y habiendo fundado la Sociedad de los intérpretes del Libro de Thot.

El seudónimo Etteilla es su apellido escrito al revés.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías

¿Qué es lo que piensas?