Escrito por Tendenzias

ITV, un requisito para tu seguridad

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un examen periódico que se realiza a todos los automóviles para verificar su estado, su objetivo es minimizar, en la medida de lo posible, el riesgo de accidente. Si el vehículo no la pasa, el propietario, independientemente de quien conduzca será sancionado con una multa, que puede llegar a los 1.500 euros, y además el automóvil será inmovilizado hasta que cumpla los requisitos necesarios para superar la inspección.

En caso de tratarse de un vehículo particular, éste sólo deberá pasar la prueba si tiene más de cuatro años de antigüedad, que será bienal hasta los diez años y anualuna vez superada esta fecha.

Antes de llevar el coche a la ITV recomendamos llevarlo a un taller de confianza, donde lo someterán a un exhaustivo chequeo, muy minucioso, así el coche estará en las mejores condiciones ante la revisión.

Lo que te van a revisar son las puertas, parabrisas, espejos, luces retrovisores… gases contaminantes, cualquier detalle por mínimo que sea puede puntuar negativo y obligarnos a pasar la prueba una segunda vez, ¡ojo! con la matrícula, que debe estar correctamente situada.

Otro requisito que no debemos pasar por alto es la documentación, porque si todos los papeles no están en regla, nuestro vehículo suspenderá el examen. A la ITV hay que llevar tanto la Ficha Técnica del vehículo como el Permiso de Conducir.

Para pedir la cita cada comunidad autónoma tiene habilitado un número de teléfono diferente muy fácil de conseguir a través de Internet.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías

¿Qué es lo que piensas?