Escrito por

Envejecimiento y estrés

Envejecer es inevitable, tiene que ver con el paso del tiempo, y éste siempre es hacia delante sin embargo, lo cierto es que hay factores que nos pueden ayudar a hacerlo mejor, son los que parecen tener menos edad que la que tienen naturalmente, o por el contrario provocar un envejecimiento prematuro.

Es evidente que el estrés es uno de estos factores, y con ello nos referimos a los ritmos vitales o las tensiones emocionales, o los problemas con los que a lo largo de nuestra vida nos haya tocado lidiar. Sabemos o entendemos como envejecimiento como la perdida progresiva de capacidad de nuestro cuerpo de actuar y funcionar eficazmente.

Volviendo a la idea de estrés y envejecimiento, está demostrado que éste vuelve crónica y acelera todo tipo de enfermedades porque actúa directamente debilitando el sistema inmunitario, disminuye la vitalidad. De aquí deducimos, que si mantenemos un bajo nivel de estrés podremos reducir de manera significativa el envejecimiento. De ahí que en países no industrializados la esperanza de vida es menor, pero de una mayor calidad.

El Dr. Selye, especialista en estos estudios sobre el estrés, habla del concepto de reserva vital, como un depósito de energía y vitalidad que adquirimos genéticamente y que utilizamos cada vez que tenemos que enfrentarnos a ciertos retos, lo que hace el estrés es que siempre acudamos a estas reservas, que son limitadas e irremplazables, por lo cual depende del uso que hagamos de este “depósito” que lo alarguemos o no en el tiempo.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías

¿Qué es lo que piensas?