Escrito por

Ejercitar la memoria

El cerebro es un músculo y como todos los otros músculos del cuerpo es  necesario ejercitarlo. En el último artículo hablábamos de la necesidad de realizar deporte para mantener el cuerpo sano, pues en la tercera edad también es necesario entrenar la mente. Como decía  el final del artículo Mens sana corpore sano.

Una de las facultades que más  nota el paso del tiempo es la memoria. Vamos a presentar algunos ejercicios complementarios a los ya presentados en el artículo Gimnasia mental para trabajarla diariamente de forma divertida.

Estos ejercicios no son sólo para personas mayores, sería conveniente que a partir de los 30 años todas las personas los realizaran. La memoria y la capacidad de retener imágenes inician un retroceso a partir de esa edad.

Algunas de las actividades a realizar son: aprenderse la lista de la compra, realizar crucigramas, jugar a realizar parejas con cartas (Memory), recordar la ropa que llevábamos unos días atrás, lo que comimos, los personajes de un libro, de una película o recordar ciudades (capitales de Europa, ciudades de España, etc.).

Algunos trucos para recordar las cosas son escribir lo que queramos memorizar, repasar la lista 24 horas después y volver a intentarlo una semana más tarde.

El 80% de la memoria se guarda visualmente. Para recordar dónde hemos dejado alguna cosa debemos visualizar la acción anterior y así recordaremos la siguiente. Un ejemplo nos ayudará, hemos guardado la cartera en el cajón de la mesita de noche cuando hemos llegado a casa de pasear. Si al ponerla hacemos el ejercicio de decir en voz alta, “he llegado de la calle y voy a la habitación a dejar la cartera en la mesita de noche”, nos será más fácil recordar dónde la hemos dejado.

Muchas veces olvidamos las cosas porque no prestamos atención cuando las realizamos.


¿Qué es lo que piensas?