Escrito por

Dragon Ball videojuego

Cuando hablamos de franquicias de espectacular éxito, no podemos dejar de mencionar a la de Dragon Ball. Seguramente la gran mayoría de los que crecieron durante la década del 90 se habrán hecho fanáticos de la serie animada que se emitía por televisión. Sin embargo, en el mundo de los videojuegos la historia comenzó unos cuantos años antes.

Dragon Ball, el videojuego de lucha legendario

El primer juego de la serie que apareció fue “Dragon Ball: Dragon daihiky?”, que vio la luz en 1986 en el mercado japonés. El desembarco en Occidente se produjo de la mano de la NES, con “El misterio de Shen Long”, un título que presentaba varios cambios con respecto al original debido a la poca difusión de Dragon Ball en Europa y Estados Unidos.

A partir de allí se produjo una revolución con esta franquicia japonesa. En los años subsiguientes aparecieron una veintena de videojuegos para todas las consolas habidas y por haber, desde las de sobremesa hasta las portátiles. Son Goku y sus amigos calaron hondo en una generación.

La particularidad de Dragon Ball es que no todos los videojuegos que aparecieron en el mercado estuvieron ligados directamente a la acción y las luchas desenfrenadas. Hubo algunos en los que predominó el estilo RPG, poniendo más énfasis en la historia que en los combates.

Para los más fanáticos de la franquicia, el mejor juego es el Dragon Ball Z II, para la Super NES, donde no sólo predominaba un excelente argumento sino que se incluían avances jugables que nunca antes se habían visto.

La saga tuvo sus altibajos, pero logró mantenerse activa durante las últimas décadas, pasando prácticamente por todas las marcas de consolas. En su momento tuvo una muy buena aceptación entre los usuarios de Game Boy Color y Game Boy Advance, y la fructífera producción de juegos para Nintendo siguió más acá en el tiempo con el desembarco en DS.

Sin embargo, lo mejor para el nuevo milenio estuvo de la mano de Sony, ya que la franquicia de Dragon Ball para PlayStation fue más que impactante. Un claro ejemplo está en la edición de 8 juegos diferentes en sólo tres años (2002 a 2005) Una verdadera locura. Pero la franquicia Dragon Ball es así, incombustible, y si se han sorprendido hasta ahora, no se preocupen porque todavía no está dicha la última palabra.

Compártelo!

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías

¿Qué es lo que piensas?