Escrito por

Dar sangre es dar vida

Más de una vez habrás recibido en tu bandeja de entrada un correo demandándote tal o cual tipo de sangre, si te has planteado donarla, pero no sabes el procedimiento o los riesgos que conlleva, no te reocupes, nosotros despejaremos tus dudas y al final del artículo entenderás el valor y la importancia de donar la sangre.

Lo primero que se necesita para donar sangre es la voluntad, todas las personas pueden hacerlo pero se necesita tener más de 18 años, pesar más de 50 Kg, sentirse bien, no estar en ayunas en el momento de la donación y o haberlo hecho en los últimos dos meses, las mujeres en los últimos tres.

Si reúnes estos requisitos se recogen tus datos personales y se te entregará una hoja informativa sobre las actividades de riesgo que pueden dar lugar a la infección de enfermedades como el SIDA o hepatitis, es para que el donante se excluya si cree que puede tenerla, no por los riesgos que haya de contraerlas.

Después se pasa una entrevista médica, en la que el doctor te toma la tensión arterial, el peso, pulso y una prueba de hemoglobina, para detectar si tienes anemia.

Si has llegado hasta aquí puedes donar, el material es estéril y de un sólo uso. Al donante se le extraen 450 ml de sangre, así como varios tubos para realizar diversos análisis, grupo sanguíneo, pruebas infecciosas….

Tras donar debes tomar una serie de precauciones, tales como beber mucho líquido, no fumar en dos horas, no hacer ejercicio físico fuerte ni manejar maquinaria pesada en 12 horas y no coger peso con el brazo en el que te han realizado la extracción.

¿Qué es lo que piensas?