Escrito por

Carlo Ginzburg y la microhistoria

Carlo Ginzburg es uno de los historiadores vivos más relevantes en el moderno desarrollo de esta disciplina, ya que se le puede considerar abanderado y desarrollador de la corriente conocida como microhistoria. Nació en 1939 en Turín, procedente de una familia de intelectuales y luchadores por la libertad, lo que le costó la temprana muerte de su padre. Su madre, Natalia Ginzburg, fue una famosa escritora de izquierdas.

Carlo se doctoró en Filosofía por la Universidad de Pisa en 1961 y posteriormente será profesor en la Universidad de Bolonia y en la de California. Sus contribuciones atañen a la historia antropológica, al arte, a la literatura y a la historiografía, siemrpe desde un punto de vista novedoso, erudito y provocador.

Sus peticiones al Papa Juan Pablo II para que abriese los Archivos de la Inquisición y otras intervenciones públicas, como su brillante escrito Il giudice e lo storico. Considerazione in margine al processo Sofri (1991), donde expuso las irregularidades del juicio al intelectual izquierdista Adriano Sofri, acusado de terrorismo con pruebas dudosas, le han situado siempre hacia la izquierda del espectro político italiano.

Dentro de su obra, destaca un libro que se ha convertido en un clásico contemporáneo de la Historia. Se trata de ‘El queso y los gusanos, el cosmos de un molinero del XVI’, del año 1976. En esta obra, Ginzburg da el paso inaugural hacia la microhistoria, que se ocupa del análisis global de un entorno delimitado y reducido: en este caso, se trata de dilucidar el universo mental de parte del campesinado de esa época a través de los sumarios inquisitoriales del juicio por herejía contra Menocchio, un molinero versado en letras. Este libro revolucionó la forma de ver y de hacer la historia, todo un clásico contemporáneo.

Carlo Ginzburg todavía escribe e investiga.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Categorías

¿Qué es lo que piensas?