Escrito por

90-60-90: Diario secreto de una adolescente

esmeralda-moya-y-jesus-olmedo

Después de haberse emitido ya los dos primeros capítulos de la serie de Diagonal “60-90-60: Diario secreto de una adolescente”, podría decir que ya tengo una idea clara acerca de qué ofrece la serie y cuál es su dirección.

Esta nueva producción, que vendría a ser la heredera de “700 euros”, serie de la misma productora y que se defendió bastante bien en verano, narra la vida de una adolescente interpretada por Esmeralda Goya cuya vida da un vuelco cuando se queda huérfana al sufrir su madre un accidente. Desde este momento su hermana y ella pasan a vivir con su tío, que resumiendo pasa completamente del tema, y la joven se pone a trabajar de modelo, enamorándose del fotógrafo. Un argumento un tanto pasteloso y que no da para mucho.

A lo largo de los dos capítulos emitidos la historia ha girado completamente hacia estos temas, centrándose principalmente en un lío amoroso entre el fotógrafo y la joven modelo, que bien podría ser su hija. Un tema que resulta suficientemente visto para el espectador y del cual no se le saca mucho más partido del que lo pudiese hacer la típica novela latinoamericana.

Más allá de ahí, la historia de la pobre hermana huérfana y el tío pasota completan una trama sin demasiado atractivo e interés. Suficiente para entretener unos minutos a cualquiera, especialmente a un público de corte más juvenil, pero incapaz de crear una “Adicción en el espectador”. Es decir, nos encontramos ante un producto más propicio al zapping cuando hay publicidad que a un verdadero seguimiento.

Quizás en este aspecto le habría venido bastante bien una duración de tan sólo una hora, al igual que su predecesora. Eso sí, una duración de una hora para emitirse durante sólo una hora y no dos a doble capítulo.

¿Qué es lo que piensas?